El tema de Dios es tan grande que jamás lo podríamos tocar en suficiente profundidad. No obstante, el Señor Dios de la Biblia, el Creador del Universo, ha querido describirse de manera que podamos comprender algo de Su naturaleza y Su obra.

Nuestra intención en estas páginas es ofrecer unas pinceladas de cómo es este Dios tan grande y al mismo tiempo, tan bondadoso que quiso acompañarnos en el viaje humano y quiso pagar el precio por rescatarnos de las repercusiones del pecado que arrastramos desde el principio del tiempo.



En Jesucristo, encontramos la segunda Persona de la Trinidad, 100% hombre y 100% Dios. En Colosenses 2:9 leemos: «Porque en Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad».

La Verdad Sobre Dios
  • En Hebreos 1:1-2, se explica cómo nos habla: «Dios habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo» por lo tanto, sigue hablándonos cada día mediante la Biblia.–Hebreos 1:1-2

  • El que en Él cree, no es condenado, pero el que no cree, ya es condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios».–Juan 3:16-18

  • «Toda la Escritura es dada en inspiración por Dios, y es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia».–2ª Timoteo 3:16